Huripari

Un experimento creativo para trones by Martínez de Tabarca

33,3 millones de niños refugiados y desplazados.

Hola trones!

Hoy quisiera abordar el tema de los refugiados al que me he vuelto a enfrentar al encontrar esta infografía que comparto con vosotros y que, con datos del 2015, nos arroja a la cara los 65,3 millones de refugiados y desplazados que hay en el mundo, de los que más de la mitad son niños.

 

image

¿Y por qué tantos niños? Parece lógico pensar que, si los refugiados, en general, huyen de condiciones muy hostiles en las que impera un alto riesgo de muerte, los padres que ven a sus hijos tan vulnerables en ese entorno emprendan, con ellos, el duro camino del refugiado en busca de un ambiente más seguro. Y, seguramente, las vicisitudes de ese duro camino y las consecuencias de esas condiciones hostiles han provocado que 98.400 de esos niños estén solos en su aventura.

El llamado orden internacional es todo menos un orden; es más un equilibrio de grandes egoísmos que olvida los problemas minoritarios sin tener en cuenta que, para cada persona su problema es el más importante del universo. Oímos hablar de las misiones humanitarias, de los mandatos de la ONU y de las intervenciones de la OTAN. Incluso, vemos, ahora, como Rusia y Turquía intervienen en defensa de determinados intereses sin que tengamos claros cuáles.

El resultado constante es que, en determinados puntos del planeta, siempre existen focos de conflicto en el que los más desfavorecidos sufren situaciones verdaderamente inhumanas que provocan verdaderos éxodos en los procesos de huida descontrolada de lo que, para ellos, son infiernos. Estos procesos crean acumulaciones de población desfavorecida en naciones «anfitrionas», normalmente vecinas, que se encuentran al mismo nivel de desarrollo que las zonas en conflicto, bajo o muy bajo, y que, por tanto, no son capaces de dar la atención necesaria a estos grandes grupos humanos que se organizan en campos de refugiados.

Este descontrol en el proceso y esta falta de atención en los asentamientos son la receta perfecta para el desarrollo del caos, el pillaje, la delincuencia y el abuso al imperar en ellos, como único sistema organizativo, la anarquía y, como única ley, la del más fuerte, o sea, instintos de supervivencia básicos que convierten la solución de la huida en un infierno peor que el que la originó.

Dejo pendiente abordar el tema de ACNUR para tratarlo cuando abordemos todo el tinglado de la ONU y sus agencias, un verdadero problema político a nivel global en términos de gasto e ineficiencia.


Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*